Seleccionar página

Tienes que ser consciente de que al ser bilingüe tus posibilidades son mejores que antes, una de las ventajas es que ahora tu búsqueda de empleo no se limita a tu país, puedes optar por trabajar en el extranjero, aquí te mostramos algunos trucos para lograrlo.

Trabajar en el exterior es quizá una de las metas más frecuentes, y no hay habilidad mejor valorada que el bilingüismo. Hablar el idioma del país en el que quieres trabajar es incluso más importante que un título.

Países como Alemania o Canadá, piden como requisito hablar su idioma, más que la preparación académica al otorgar permisos o visados. Por supuesto que tener un título te da más oportunidades; si estás estudiando actualmente o tienes la posibilidad de hacerlo ¡adelante! Pero asegúrate de dominar bien el idioma.

En Academia Europea contamos con cursos en más de 8 idiomas

Guía para conseguir trabajo en el extranjero

Reunimos una lista de consejos prácticos de personas que han logrado trabajar en el extranjero siendo bilingües. Pero antes de pasar a los consejos, es importante que seas consciente de la situación actual: debido a la pandemia, viajar a otro país puede ser más complicado que de costumbre.

Por lo que debes estar abierto a la posibilidad de trabajar en el extranjero pero de forma remota. Es verdad que parte de anhelar trabajar en otro país es poder conocer su cultura, pero otra razón poderosa para querer hacerlo es la paga.

Y dadas las circunstancias, la idea de trabajar desde tu casa con una empresa extranjera que te pague como si estuvieses en su país, no es nada despreciable. Así que mantén tu mente abierta.

1- Consulta a las embajadas

Las embajadas suelen tener programas de estudio y trabajos en el extranjero, gracias a los acuerdos con el país en el que están. 

Una excelente forma de buscar oportunidades es llamando directamente a la embajada y preguntar si hay algún programa al que puedas aplicar. En caso de que no haya un programa vigente, pide que te indiquen algún sitio oficial en el que puedas informarte de ese tipo de oportunidades.

2- Usa las redes sociales

Mediante redes sociales puedes enterarte de muchas cosas, por ejemplo del mercado laboral del país en el que quieres trabajar. Puedes seguir a periódicos para tener noción de qué tipo de trabajos son más solicitados.

Otro buen dato para trabajar en el extranjero son los grupos de Facebook, hay grupos especialmente dedicados a las ofertas de empleo. Eso sí, ten cuidado con las estafas, antes de enviar cualquier dato personal, asegúrate de la veracidad de la oferta.

Las redes sociales ofrecen un abanico de posibilidades: en Instagram y LinkedIn puedes seguir hashtag relacionados a empleos en determinados países, para que las actualizaciones de este tipo aparezcan en tu feed.

3- Plataformas de empleo

Investiga las plataformas, sitios o apps que usan las empresas para publicar ofertas de empleo. Tal como lo mencionamos antes debes tener cuidado con la información personal.

Por ejemplo, si tienes que enviar tu curriculum, solamente coloca la información necesaria para la vacante: años de experiencia, habilidades, correo, programas que manejas, etc.

Evita colocar números de identificación, fotos, contactos de terceros, dirección. Al menos hasta que estés seguro de que la oferta es real.

4- Aspectos legales

Es verdad que este truco no suena muy entretenido, pero es uno de los mejores, Alemania es ejemplo de ello. Desde el 1 de marzo de 2020 empezó a regir una ley referente a los permisos de trabajo.

Debido a la alta demanda de personal, el país decidió eliminar algunas restricciones como el tipo de trabajo al que puede aplicar un extranjero. De hecho, una de las cosas más importantes es que legalmente tienes las mismas posibilidades de obtener un empleo que un alemán. 

Por eso mantenerte pendiente de los aspectos legales mediante noticias, videos, sitios (oficiales), es de suma importancia si quieres aprovechar todas las oportunidades de trabajar en el extranjero.

5- Currículum

Este punto es crucial, imagina que después de muchos intentos al fin consigues una oportunidad y te piden un currículum. Estarás pensando que si lo tienes en el idioma que aprendiste todo está bien, pero no.

En El Salvador, por ejemplo, es muy común que las empresas soliciten currículum con foto. Sin embargo en Estados Unidos este aspecto no suele ser solicitado ya que se considera un potencial factor de discriminación. 

Recomendado: ¿Cómo hacer un currículum en inglés?

¿Lo ves? Además del idioma, cada país maneja particularidades en los procesos laborales. Lo mejor será que te informes del formato usual en el país, puedes hacerlo mediante una búsqueda rápida en Google: Ejemplos de currículums en mandarín/alemán/francés, etc.

Extras

  • Explora los perfiles de profesionales nativos en tu misma área: así identificarás patrones sobre qué habilidades resaltan más, coloquialismos, tendencias, etc.
  • En caso de que tengas preparación académica, infórmate del proceso de validación de títulos en el país en cuestión.
  • En la LinkedIn puedes filtrar las ofertas de empleo por idioma y ubicación: esto te ayudará en la búsqueda de empleo en el exterior.

Compartir