Seleccionar página

La dificultad para aprender idiomas es normal, todos tienen cierto nivel de complejidad. El problema no es que te cueste aprender, el problema es que se te dificulte al grado de frustrarte para no querer seguir. Pero, existen sistemas para aprender que pueden hacer que tu experiencia en un curso de idiomas sea efectiva.

Para empezar, definamos los problemas más comunes al empezar un curso de idiomas: dificultad para entender a los nativos, falta de concentración por jornadas largas de clases, mucha teoría, dificultad para comprender la estructura de oraciones.

La mayoría de estos problemas, no vienen de ti, sino de los cursos de idiomas en los que estuviste. Por eso busca una academia que emplee los siguientes puntos para enseñar idiomas.

Rotación de profesores

Todos los países, por pequeños que sean; hablan el mismo idioma con diferentes acentos. Si estás asistiendo a cursos de idiomas con el mismo profesor, lograrás entender lo que te dice después de un tiempo; habrás aprendido a distinguir su tonalidad y acento, sus gestos incluso. Pero ¿es así como te hablaría un nativo u otra persona que aprendió el mismo idioma?

Lo más seguro es que no, y al encontrarte con un acento diferente, muchas palabras no te serán familiares. Por eso, los sistemas para aprender idiomas, deben incluir rotación de profesores, esto prepara a tu cerebro para entender palabras, y no memorizar acentos.

Recomendado: ¿Por qué no entiendes cuando te hablan en inglés?

Alternar entre profesores nativos, o con equivalente perfecto y acentos de su región, enriquece la capacidad de recepción de significados. Tu cerebro se está acostumbrando a varios tipos de acentos, por lo que en el futuro, no te será difícil estar en diferentes entornos, con diferentes personas.

Cursos de idiomas interactivos

Un curso de idiomas jamás debe ser unidireccional, como si la clase se tratara de dictados. Aprender un idioma, involucra INTERACCIÓN, que los estudiantes se comuniquen con el profesor y entre ellos, después de todo de eso se trata ¿no?

Los sistemas para aprender idiomas efectivamente, involucran la participación activa, del profesor y los estudiantes. Y más que eso, el profesor debe recrear situaciones reales: una charla con un amigo, una entrevista de trabajo, conocer a personas, preguntar direcciones, salir de fiesta, hablar de sí mismo. 

Si el profesor usa actividades acertadas para el aprendizaje, la clase, lejos de ser aburrida, será un entretenido proceso, después de todo ¿cuál es el sentido de aprender un idioma si no es para comunicarte?

Quizá te interese: 5 razones por las que aprender alemán es la mejor decisión

Adaptación

¿Qué pasaría si en el primer día de escuela un niño recibiera una clase avanzada de física cuántica? ¿La entendería? No. Pero si en lugar de dar una clase teórica de física, el profesor decidiera enseñar a los estudiantes, experimentos curiosos y sobretodo prácticos, de lo que es posible hacer con la física, estaría estimulando la curiosidad de los estudiantes.

Estimular a las personas para querer aprender más, es una forma de adaptar al cerebro; ¿qué pasa si un profesor da toda una lección de gramática, ortografía y semántica, en tu primer día aprendiendo otro idioma? Terminarás hecho un lío.

Los sistemas para aprender idiomas deben orientar sus esfuerzos en enseñar gradualmente. Despertar la curiosidad de los estudiantes, adaptarse a su capacidad de retención, su edad y sus objetivos.

Recomendado: ¿Cuál es la mejor forma de enseñar otro idioma a tus hijos?

Cursos de idiomas para ti

En Academia Europea, las actividades para aprender idiomas, están diseñadas para acoplar los cursos a tus circunstancias, mediante; horarios flexibles, cursos de idiomas divididos por edades, profesores de todo el mundo y rotación de profesores.

Academia Europea, es la única en el continente usando el patentado sistema IALS®, reconocido por ser el mejor sistema para aprender idiomas. Las clases interactivas, naturales y efectivas, han hecho que más de un millón de personas aprendieran otro idioma.

Tenemos más de 8 idiomas para aprender: inglés, francés, alemán, portugués, italiano, mandarín, japonés y español. Elige los horarios de tu conveniencia, y aprende desde el primer día el idioma que deseas, con el mejor sistema.

Compartir