Seleccionar página

Lo primero es saber que los niños nunca serán demasiado pequeños para iniciar a aprender inglés. De hecho, mientras más pronto empiecen será mejor, eso sí; ten cuidado con los métodos que utilices, enseñar inglés a niños, puede llegar a ser una mala experiencia si no cuidas la forma de enseñar a ciertas edades.

Se dice de los niños que son como esponjas que lo absorben todo, por eso aunque tu hijo sea pequeño, puedes iniciar incluyendo en tu vocabulario, palabras en inglés para que los niños se familiaricen; de esta forma lograremos que el niño se vaya acostumbrando al idioma.

Es importante que no uses métodos rígidos o muy planos para enseñar un nuevo idioma a tu hijo, recuerda que los niños son impacientes y muy curiosos en edades tempranas. Mejor es que utilices sistemas más interactivos y naturales, como las canciones en inglés para que aprenda jugando.

Recomendado: ¿Cuál es el mejor sistema para enseñar idiomas a tus hijos?

¿Cuáles son los beneficios de enseñar inglés a los niños?

  • A los niños no les da pena hablar diferente, no toman en cuenta el “qué dirán”, por lo que su aprendizaje es más fluido y puro, será más fácil que aprenda nuevas cosas si empieza desde pequeño.
  • Saber hablar 2 idiomas a temprana edad, abre la posibilidad de estudiar nuevos idiomas en el futuro.
  • Las oportunidades de expandir sus horizontes aumentan, pues tienen la capacidad de adaptarse a dos nacionalidades.

Si tu hijo alcanza la edad de 4 años, es recomendable que busques una academia preparada para enseñar inglés para niños. Es importante que el método de enseñanza no arruine el progreso que has logrado en casa. Los programas de enseñanza deben conseguir que tu hijo vea en sus clases de inglés para niños, un espacio agradable al que quiera regresar.

Lee: ¿por qué los padres necesitan hablar con un asesor de idiomas?

¿Qué cosas podrían afectar el aprendizaje de tus hijos?

  • La diferencia de edades con sus compañeros: Si tu hijo tiene compañeros cuyas edades son muy superiores, podría llegar a sentirse excluído. Además su ritmo de aprendizaje será diferente al resto, por lo que lejos de aprender más, estaría frustrado en las clases de inglés para niños.
  • Metodología anticuada o inapropiada: Los sistemas de enseñanza deben ajustarse a las necesidades de la edad. Si llevas a tu hijo de 6 años a una clase universitaria, no tardará mucho en desesperarse, y por supuesto no entenderá de qué se trata.
    Buscar una academia con programas lúdicos, interactivos y dinámicos es clave, además de contar con profesores capacitados para enseñar inglés para niños.
  • Tareas muy pesadas: Esto puede ser un gran obstáculo para aprender inglés, si tu hijo siente que la carga extracurricular lo abruma, la experiencia de aprender inglés para niños puede ser traumática. Tu hijo no debería sentir que es un castigo aprender un nuevo idioma.

Las clases de la Academia Europea, se dividen por grupos de edades: Juniors, Teens y Youngsters. Puedes inscribir a tus hijos desde los 4 años, con la garantía de que aprenderán inglés mediante contenidos efectivos, como el programa en alianza con el National Geographic Learning, y sistemas avalados por expertos como el sistema IALS.

¡Prepara a tus hijos para el futuro!
Compartir