Seleccionar página

Si quieres aplicar a una beca, debes concentrarte en algunos aspectos que te facilitarán el proceso, y dejar de pensar en otros que entorpecen el camino. Para obtener una beca, primero necesitas tener claro en qué sector profesional quieres desarrollarte.

No todas las becas son buenas

Significa que si quieres especializarte en medicina, debes buscar una institución, fundación o programa de becas que vaya acorde a la rama de la medicina en la que estás interesado. Aplicar a cualquier beca sería el equivalente a tomar conscientemente un camino equivocado.

Para esto, deberías informarte a cerca de la institución que facilita la beca, y asegurarte que ese es el camino correcto. Además, toma en cuenta que el comité evaluará tus cualidades y propósitos, y si no van acorde a la beca, seguramente van a rechazarte, lo que trae consigo que te desanimes.

Las becas y los tiempos

Si nunca aplicaste a una beca, debes saber que la respuesta toma tiempo, ya sea positiva o negativa. Las postulaciones suelen ser muchas, por lo que la respuesta puede llegar a tardar hasta 3 meses.

Un mito respecto a las becas, es que si un día despiertan tus ganas de aplicar a una, basta con que te postules, y ya. Pero esto comúnmente suele pasar cuando ya aplicaste a anteriores becas, y sabes que cumples con todos los requisitos. Si eres primerizo, lo mejor es que estés enterado de los requisitos principales; si los tienes, aprovecha cuanto antes las oportunidades, de lo contrario conviene que te prepares en los siguientes aspectos.

1- Proyectos que te definan

Un gran porcentaje de las becas, se otorgan, no por la excelencia académica -como suele creerse- sino por proyectos destacados en la sociedad. Muchas de las becas son otorgadas por ONG’s que buscan el perfil de una persona altruista.

Busca la oportunidad de crear o ser parte de un proyecto en pro de la comunidad, y que te permita destacar tus talentos. Por ejemplo, si el mundo del marketing es lo tuyo, una buena idea sería crear estrategias de difusión para dar a conocer la colecta de víveres para zonas con índices de pobreza elevados.

2- Prepara un currículum

Para las instituciones que otorgan becas, es vital conocer el perfil profesional de las personas, en él incluye tu grado académico, talentos, logros, labor social, un extracto de quién eres y quién quieres ser e idiomas que sabes; lo que nos lleva al siguiente punto.

3 – El idioma es tu “pase de abordaje”

Cuando pensamos en aplicar a una beca en el extranjero, normalmente nos concentramos en el rendimiento académico, desarrollo de habilidades, incluso en el papeleo de viaje. Pero el valor que se le da a aprender un segundo idioma, es poco; es verdad que no todas las becas tienen como requisito saber dos o más idiomas. Pero ten en cuenta que el resto de postulantes también sabe esto, razón por la que tampoco le darán importancia.

Que tú sí te prepares aprendiendo un segundo idioma, puede ser un factor diferenciador que te ponga en primera fila para ser elegido. Además de que podrás ampliar el rango de búsqueda, a países que otros no podrán por no hablar más de un idioma.

En Academia Europea, nos aseguramos que el idioma no sea un impedimento en tu camino. Con más de 50 años, y más de un millón de personas hablando otro idioma, gracias a nuestro patentado sistema IALS®; impulsaremos tus metas.

Compartir